PEQUEÑAS INFIDELIDADES por La Shica

No parecía sencillo que Elsa Rovayo, coplera posmoderna y deslenguada, nos pillase con el pie cambiado: sus dos discos y diversos espectáculos anteriores ya la retrataban como una iconoclasta recalcitrante que domina el arte de la sensualidad, la sorna y la picardía. Y sin embargo, Pequeñas Infidelidades, supera todas las expectativas y provocaciones anteriores. Este recorrido con voz y guitarra por las calamidades del amor no correspondido es gozoso, desmadrado y tronchante, por muchos arañazos que arrastre el alma del espectador. Parece un leve divertimento, un pasatiempo entre disco y disco para esa Shica que no sabe vivir sin clavar el tacón en las tablas. Pero Elsa convierte la anécdota en pura dinamita: la velada aporta fulminantes chorretones de humor inteligente y una voz más nítida y matizada de lo que le habíamos oído nunca.